Javier Calleja

A diferencia de lo que muchos piensan, trabajar más horas y bajo mucho estrés no se traduce en una mayor productividad en las empresas. El cuidado que las compañías tienen con sus trabajadores contribuye a resultados positivos: mayor compromiso laboral, menor índice de deserción, menos bajas por enfermedad o accidentes laborales y más productividad son algunos de los beneficios.

Existen diversos estudios en los que se ha demostrado que garantizar el descanso, la salud y la felicidad de los empleados se traduce en mejores rendimientos para las empresas. Por ejemplo, en un estudio realizado por cuatro investigadoras de la UMSNH en una planta ensambladora de autos, la productividad de los empleados mejoró incluso con pequeñas acciones como tener música durante las jornadas laborales o tener café disponible para los trabajadores.

Una de las medidas más importantes es contribuir a la disminución de las tasas de estrés proveniente de la vida personal implementando programas que ayuden a mejorar las finanzas personales como programas de ahorro o que ayuden al cuidado de las familias, por ejemplo, tener espacios de cuidado infantil.

Cuidar de los empleados en la oficinas o plantas ha sido la preocupación de muchas empresas, sin embargo, debido a la contingencia ocasionada por el COVID-19 y la adaptación al trabajo remoto, es de suma importancia cuidar la salud no sólo física, sino también mental del equipo de trabajo: proporcionar descansos adecuados, impulsar las actividades físicas dentro de casa, mantenerse al tanto de sus necesidades y monitorear su desempeño son necesarios para evitar que estar tanto tiempo en casa les ocasione cansancio excesivo.

Y no únicamente tener programas de deporte o alimentación pueden tener impacto importante tomar en cuenta es la forma en la que la comunicación y los procesos optimizados pueden ayudar a que los trabajadores tengan certeza de su papel dentro de la organización, otorgándoles seguridad en sus acciones y aumentando su productividad.

Es por ello que tomar decisiones encaminadas a mantener el bienestar dentro de la cultura laboral puede significar algunas inversiones para la empresa, pero incluso a corto plazo se pueden encontrar los resultados de estas acciones.

Fuentes: http://www.cucs.udg.mx/revistas/edu_desarrollo/anteriores/45/45_Jasso.pdf?fbclid=IwAR2odQ43uaQhKGXCa6pOAM31KlWdwPg2WsxkbiXiuH_tcCOpVYxdx8NYWZs